Discografía

  • SOLEMNE, 2004

La música procesional de Andalucía ha tenido una gran influencia en las numerosísimas bandas y agrupaciones musicales existentes. Desde que en las postrimerías del Siglo XIX comenzaran a fraguarse las primeras marchas procesionales típicas de la Semana Santa hasta nuestros días, ha habido una evolución y una formación de un amplísimo corpus musical.

Este origen, que hoy parece remoto, se caracteriza por su sentido de lo fúnebre, unido a la seriedad y sobriedad, queda patente en la composición que la Banda de Música de Alcalá de Guadaíra ha interpretado magistralmente en este trabajo discográfico.

Un acercamiento a éste podría ser una especie de introspección en la evolución y configuración de la música procesional.

Germen de todo este tipo de música utilizada para la expresión de un sentimiento profundo de espiritualidad lo encontramos en las composiciones del siglo XIX, englobadas en la estética romántica alemana. Claro exponente de ésta es la composición del polaco Frederick Chopin, cargada de patetismo, lirismo y un alto porcentaje de emotividad. Marcha Fúnebre es uno de los ejemplos que más influyeron en la música sacra para procesionar. Otra pieza musical que refleja el sentir musical de esa época es La mort d’Ase del compositor noruego Edward Grieg.

Esta estética romántica es asimilada por la creatividad nacional, como en el caso de Vicente Gómez Zarzuela, Virgen del Valle; Mariano San Miguel, Mektub; Ricardo Dorado, Mater Mea; que junto a otros compositores ilustres como los Font de Anta enriquecieron la música procesional, convirtiéndola en una expresión original, ecléctica en sus fuentes, que el pueblo no tardo en aceptar como algo suyo, cercano a las tradicionales manifestaciones religiosas.

La Banda de Música de Alcalá de Guadaíra es una de las pocas que ha vivido en primera persona esta evolución musical. Es por ello por lo que su nivel de interpretación es fiel a la idea originaria de los autores, saber que se ha ido transmitiendo de generación tras generación

De este apego a la música procesional clásica nacen las composiciones propias de los integrantes de la Banda. De este modo, tenemos Eterno Descanso de Rafael Fernández Alba, donde el duelo resultante del pentagrama esta explícito. La siguiente marcha, Jesús en el Calvario, obra que su autor José Espinosa tintó con pinceladas de inspiración judaica y mozárabe expuestas en las partituras como reflejo del sentir de un pueblo. Y por último, la más reciente de todas Dolor y Soledad de Jesús Navarro, actual componente de la Banda de Música de Alcalá de Guadaíra, que, de forma nueva, clara y contundente ha sido capaz de unificar la gran amalgama de matices (Seriedad, lirismo, caracteres folclóricos y flamencos, emotividad, …) que nos encontramos en la actual música de procesión.

  1. Eterno Descanso, R. Fdez. Alba
  2. Dolor y Soledad, J. Navarro
  3. Virgen del Valle, Gómez Zarzuela
  4. Jesús en el Calvario, J. Espinosa
  5. La Muerte de Ases, E. Grieg
  6. Mater Mea, R. Dorado
  7. Mektub, M. Sanmiguel
  8. Marcha Fúnebre, Chopin

 

 

  • CORONACIÓN DE STA. MARÍA DEL ÁGUILA, 2000

El sábado día 3 de junio del año 2000, en la explanada del Castillo, Alcalá vivió la más importante ceremonia mariana de su historia. La Santísima Virgen del Águila, Patrona, Señora y Alcaldesa de los Alcalareños fue Coronada Canónicamente por el Arzobispo de Sevilla Fray Carlos Amigo Vallejo.

Entre 8.000 y 10.000 personas vivieron en directo el grandioso Pontifical de Coronación.

La Corona fue donada íntegramente por los alcalareños; hubo centenares de pequeñas entregas de oro (pulseras, pendientes, cadenas, anillos etc..) que una vez fundidas fueron laminadas y entregadas al orfebre Don Fernando Marmolejo Camargo, quien siguiendo las sugerencias de la Hermandad, realizó una portentosa corona invirtiendo cerca de tres kilos de oro de Ley, dieciséis brillantes y veinte aguamarinas.

Tras la ceremonia, la Virgen recorrió las calles de Alcalá. Frente al Ayuntamiento, constituida la Corporación Municipal fue nombrada Alcaldesa Honoraria Perpetua, recibiendo el bastón de mando; en el Convento de las Madres Clarisas recibió el báculo de abadesa; y en la Plazuela se inauguró un monumento. Participaron más de setecientos costaleros y regresó a las doce de la mañana tras quince horas de multitudinario recorrido donde la Banda de Música de Alcalá de Guadaíra interpretó 150 marchas procesionales aproximadamente. Fue una noche de Gloria para Alcalá.

  1. Coronación de Ntra. Sra. Del Águila, J. Navarro
  2. Águila Coronada, R. Quirós
  3. Águila, R. Fernández Alba
  4. Plegaria a la Virgen del Águila, Instrum. Lorenzo Pozo y R. Quirós
  5. Himno de la Coronación, Instrum. Lorenzo Pozo y R. Quirós